Diseño novel: La Patri BCN

28 de noviembre de 2014




Las redes y sus cosas fascinantes. Un buen día recibo un correo de la protagonista de este post, con el siguiente texto: 

'Te sigo desde hace pocos días porque Facebook, que es muy listo, ya sabes que va poniendo enlaces relacionados con los gustos o actividades de cada uno de nosotros y un día me apareció una publicación tuya que no me dejó indiferente (en positivo, claro)'.

Saber que lleva en esto ocho años y aunque su abuelo era zapatero nunca había pensado en dedicarse al calzado hasta que un día supo de un curso, me da muchas alas para seguir. 

Me comenta que ha estado aprendiendo de dos grandes maestros del calzado artesanal en Barcelona,  Josep 'Pitu' Cunillera  y Carlos Piñol (Dos grandes del mundo artesanal). Asegura que le han transmitido la importancia del material natural y de calidad, de que el calzado se ajuste a las necesidades anatómicas de cada persona... 

Y te empieza a cautivar su historia a medida que lees el correo. Hoy he tenido la oportunidad de hablar con ella, ponernos cara, charlar un ratito y realmente ha sido una experiencia fascinante.Que te cuente como ha vuelto a empezar tras estar en el paro (mi situación) me anima y no sabes cuanto, Patri. 

No sé si me emociona más que piense en mi para contarme lo que hace o leerla lo apasionada que está con lo que hace actualmente: ser artesana del calzado. 

Echa un vistazo a este vídeo, el primer guiño al mundo artesano. 




Intercambiamos unos correos y aquí está como protagonista de 'Diseñador novel', esa sección donde a poco que puedo, muestro el buen trabajo que se hace en España. 

Tuvo la gentileza de responderme a unas preguntas: 


Patricia Jorge .- Dime como empezaste a diseñar calzado. ¿Qué hizo que te adentrarás en este fabuloso mundo?

Patricia - Siempre me ha atraído mucho el mundo de la artesanía. Hace 8 años vi en la calle un anuncio para aprender a hacer zapatos, algo que ni siquiera me había pasado por la cabeza. Poder hacer zapatos con mis propias manos! Sentí un gusanillo en el estómago que me decía que tenía que hacerlo. Siempre me ha costado encontrar zapatos de mi gusto y pensé que sería genial hacer mis propios zapatos. Además, mi abuelo era zapatero y eso me hace aún sentir una conexión especial con este mundo.



PJ.- Calzado artesanal. ¿Cómo es el proceso de producción de cada zapato? 

P - El proceso de producción es algo que me dejó perpleja cuando empecé en esto: desde el diseño, pasando por los patrones, corte, preparación y cosido de la piel y finalmente, montado en la horma, que bien puede ser una horma estándar, o una modificada según las características del pie del cliente. El montado es otro mundo... Yo lo comparo a la escultura, porque aunque la forma viene definida por la horma, se va modelando cada parte del proceso y esos acabados son lo que le dan personalidad y estilo al trabajo de cada artesano, a parte del diseño de la horma y del zapato en sí. Yo disfruto con cada paso del proceso, desde el principio hasta el final y suelo tardar (dependiendo del modelo) entre 2 y 4 semanas en hacer un par. Miro y remiro los zapatos, su simetría, la tensión de la piel... Y es maravilloso ver cómo poco a poco se va perfilando el proyecto y los acabados finales le dan el aire que uno busca. A veces, un pequeñísimo detalle puede dar un aire muy especial y es muy interesante jugar con eso.





PJ .- ¿Aceptas encargos? ¿Cómo sería? 

P- Mi modelo de trabajo se basa en los encargos. Lo primero que hago es tomar las medidas de los pies y buscar una horma apropiada o adaptarla si es necesario. Se hace un zapato de prueba para ver si la horma responde a las características del pie y después se hacen los zapatos definitivos. Tanto el cliente como yo aportamos nuestras ideas para crear el diseño de los zapatos. Algunas personas tienen las ideas muy claras sobre lo que quieren y otras, prefieren que yo les haga mis propuestas. - ¿Te planteas una colección? ¿En qué te inspiras? De momento no me planteo una colección. Mi lado artesanal es bastante fuerte y me gusta realizar yo todo el proceso, así que lanzar una colección y vender a mayor escala sería difícil para mi modelo de producción. En cuanto a la inspiración, no soy de las/os que se sientan a pensar y romperse la cabeza sino que me llegan las ideas y a partir de ahí, las voy trabajando. 




PJ .- ¿Cómo describes tus propios diseños? ¿Cómo es un día a día en el mundo artesanal? 

P- Mis zapatos suelen ser atrevidos. Me gusta que una vez puestos llamen la atención. Son para un público muy determinado, ya que no cualquiera se pone zapatos de colorines o estampados, pero precisamente creo que es un tipo de calzado que no es fácil de encontrar en la calle y algunas personas es eso lo que buscan. Para mi el calzado es algo demasiado importante como para que pase desapercibido. Los zapatos dicen mucho sobre la persona que los lleva! Además, también hay personas a las que les fascina el calzado hecho a mano por su calidad y adaptación al pie de cada uno. En mi rutina me dedico básicamente a la producción de los encargos. Como hay tiempos de espera (secado de las colas, moldeado de la piel, etc.), aprovecho para compaginarlo con la búsqueda de proveedores que tengan el material que necesito, lo cual no siempre es fácil. Hay que hacer búsquedas en internet, llamadas, viajes... Después, me gusta compartir la información con otros artesanos y de la misma forma, siento que no estoy sola, ya que somos poquitos los que aún trabajamos de forma tan artesanal.





PJ  - Diseñador de cabecera. 

 P- No tengo un diseñador preferido. Soy bastante ecléctica en cuanto a gustos y no me defino con un estilo en particular. Me gusta un modelo de aquí y otro de allí, pero sobretodo me gustan los clásicos. Pocas veces se consigue superar la elegancia y estilo de un clásico. Al fin y al cabo, solemos fijarnos más en diseños basados en clásicos que como mucho, tienen algún toque diferenciador. No me gustan los diseños que buscando la originalidad caen en extravagancias o formas sin sentido y que no transmiten nada más que: mira qué raro soy. 







PJ - ¿Qué piensas del calzado español?

P- Si tenemos en cuenta que grandes marcas de todo el mundo producen aquí, no creo que haya mucho más que añadir. La calidad del calzado español es cada vez más reconocida en el extranjero. La lástima es que el mercado chino sigue haciéndole mucho daño a los fabricantes. Me consta que hay marcas de zapatos por los que se pagan 800€ y que intentan regatear unos centimillos a los fabricantes en el forrillo del tacón o en la tapa y les aprietan cada vez más, aunque el precio al cliente no baja... Hechos como éste agravan la crisis ya existente en España y que ha afectado también a este sector, pero yo tengo confianza y pienso que tenemos que seguir trabajando bien y con calidad para mantenernos en un buen nivel o incluso mejorar la buena fama que ya tenemos!








PJ  - El zapato es... 

P-  El zapato es el bienestar del cuerpo en general, nuestro agarre a la Tierra y el punto de equilibrio. El zapato soporta todo nuestro peso y cubre y protege a nuestros pies, tan importantes para la salud de todo el cuerpo. Son la base y a la vez lo que termina el conjunto de nuestra imagen.




¡Enhorabuena por lo que haces, Patricia!.  Me declaro totalmente fan de ti, del buen hacer, de la cercanía que me has transmitido. ¡Gracias, Patri!

No me voy sin dejarles su facebook  , allí pueden contactarla y anunciarles que empieza a trabajar en su futura web donde poder visitarla.


Búscame en redes sociales.


Facebook Twitter Instagram ”rss”
¡Buenos deseos!

1 comentario:

Anita Patata Frita dijo...

Me parecen una pasada sus zapatos! Que lujo que midan tus pies y te confeccionen unos zapatos... Ains suspiros de amor. Gracias por compartir con nosotros todo esto Patri.

Blog Design by Nudge Media Design | Powered by Blogger